Ignacio Echeverría: un héroe ejemplar

Tras practicar «skate» con unos amigos, Ignacio Echeverría pasó por el Puente de Londres y el Borough Market, y vio cómo un yihadista apuñalaba a una mujer y luego a un policía. Él no se lo pensó dos veces, tiró su bicicleta y se enzarzó con el terrorista con su única arma: un monopatín, según explicó un familiar a ABC.

El resultado ya lo sabemos fue apuñalado en la espalda y falleció.

Hace pocas semanas estuve con mi familia por esa zona. Es algo que estremece.

A primera vista podríamos pensar que un acto heroico está al alcance de todos. Hay una película que se llama héroe por accidente que creo recordar que describe algo así. Todos podemos tener una circunstancia extraordinaria y reaccionar de forma extraordinaria y ejemplar y actuar como un héroe. Pero también podemos actuar de forma cobarde y huir: ser egoístas y no arriesgar nuestras vidas. Ante una situación así nadie sabe cómo reaccionaría. Por mucho que digamos: sí, yo también lo haría, sin embargo, es posible que el miedo nos hiciera huir o en cambio que una reacción espontánea nos haga acudir hacia el peligro con la convicción de que es lo correcto, lo que se debe hacer.

Lo que Ignacio Echeverría hizo aquella noche en Londres fue realmente heroico: arriesgar su vida para intentar salvar la de otras personas y hacer frente a tres endiablados terroristas que empuñaban armas. Lo hizo con su única arma disponible, un sencillo y noble monopatín y por sobre todo con su determinación por plantar cara al terror.

Su hermano Joaquín lo describe como “«Un trabajador infatigable», «humilde y muy ético», «iba todos los domingos a Misa», «hablaba cuatro idiomas».«De él puedo decir que era muy buena persona. Que era el tío favorito de todos sus sobrinos; siempre preferían ir de su mano que de la mía. Que teníamos muchas ganas de que se casase; le gustaban tanto los críos… Que era un hombre religioso; todos los domingos iba a misa. Que era recto; trabajó en prevención de delitos económicos y de lavado de dinero y muchas veces se jugó su trabajo para que se hicieran correctamente las cosas o por dejar por escrito su desacuerdo. Que era jovial y le gustaba hacer deporte con gente de todas las edades. Que era capaz de trasnochar para ayudar de país a país a que una sobrina suya pudiera usar la tablet que él le había regalado. Que los bonos de recompensa en el trabajo los gastaba en invitar a amigos, familiares y en regalos para los sobrinos. Que tenía doble titulación en Derecho, por la Complutense y la Sorbona [de París]. Que era muy metódico y constante. Que hablaba cuatro idiomas, español, francés, inglés, alemán, y todos con alto nivel; cuando no estaba con amigos o con familia, estudiaba idiomas. Nos llaman compañeros suyos del colegio, del instituto, de la universidad, del skate…». El terrorista que truncó su vida, no sabía nada de eso, ni tampoco le importaba. Destrozar vidas es fácil, está al alcance de cualquier. Construir una vida plena es tarea ardua y difícil que vale la pena.

Ayer tuve la oportunidad de ir a la Misa que se ofició por el alma de Ignacio en la Iglesia de los Santos Apóstoles en el barrio londinense de Pimlico. La ofició el Obispo de Tuy-Vigo que vino a Londres especialmente para celebrarla. La Iglesia estaba llena de españoles, la mayoría gallegos. Fue emocionante y a la vez todo muy sereno y contenido. A pesar de que había muchas cámaras de televisión en la puerta de la Iglesia, en ningún momento daba la impresión de un acto mediático, reinaba un respetuoso silencio.

Nos podemos preguntar, cómo actuaría yo en una situación como esa. Yo personalmente prefiero no preguntármelo porque de una parte las posibilidades de encontrarme en una situación así creo que son pocas y de otra porque sinceramente no sé cómo reaccionaría, pues entiendo que en esos momentos el componente racional actúa pero también el emocional, el impulso, el instinto, la adrenalina, todo entra en juego en décimas de segundo. Pero lo que está claro es que una respuesta espontánea no se improvisa. Es lo que se denomina “actitud” una especie de predisposición a la acción. La actitud no se improvisa, es obra de toda una vida tomando decisiones tras decisiones coherentes, lo que hace que la actitud sea coherente con las previas decisiones.

Eso lo que probablemente sucedió con Ignacio, que su acto heroico fue preparado y precedido por todas las pequeñas y grandes decisiones que tomó en su vida.

En relación a la actitud, me viene a la memoria la película Historias del Bronx en la que Robert de Niro, interpretando a un conductor de autobús, profesionalmente nada deslumbrante, intenta hacer ver a su hijo que no se una a pandillas de gánsters. El hijo está fascinado por el lujo, el poder de esas bandas. Y su padre le dice algo así como que no eres más duro por apretar el gatillo, eres más duro por levantarte cada día temprano para hacer un trabajo honrado, ganar un sueldo y sacar tu familia adelante.

No conocí a Ignacio pero viendo cómo es su familia, lo que dicen de él sus amigos, creo que me hago una buena idea de su personalidad y valores y me hubiera encantado conocerlo. Descansa en paz Ignacio y que tu vida y este acto heroico sirvan de ejemplo a muchos jóvenes de todo el mundo pero en especial a los españoles.

Populismos

populismo

Los populismos no vienen de la nada ni han caído del cielo como por sorpresa. No nos engañemos. En buena parte son consecuencia directa del “abuso sistemático” que muchos políticos han venido haciendo de la democracia, de las instituciones y de los fondos públicos.

Es verdad que los populismos pueden ser corrosivos pero hay que entender porqué han venido y si los partidos tradicionales no reaccionan, entonces el populismo habrá venido para quedarse. No hay más que mirar a Francia. Así que menos golpes de pecho y más ser implacables con la partitocracia que es el verdadero cáncer de muchos países entre los que lógicamente se encuentra la democracia española.

Esperanza Aguirre

esperanza aguire

Hoy ha dimitido Esperanza Aguirre https://twitter.com/esperanzaguirre?lang=es

No dudo que sea una persona respetable y que no se haya lucrado personalmente. Tampoco dudo de que haya hecho algunas cosas buenas en política y en particular por Madrid. No quiero juzgar sus intenciones pero es fácil entrever que estar como estaba tan solo chupando banquillo en un Ayuntamiento presidido por la Carmena, para una persona que ha sido Ministra, Presidenta del PP de Madrid, Presidenta de la Comunidad de Madrid, Presidenta del Senado entre otras cosas, pues debe ser duro y cualquier ocasión es buena para quitarse ese mal trago de encima y ahora la pintaban calvas. Lo primero que me vino a la cabeza fue, ¿habría dimitido también si fuera Alcaldesa de Madrid? Sobre futuribles es difícil conjeturar, pero mucho me temo que habría dicho que el pueblo de Madrid me necesita, bla, bla, bla.

El otro día echó sus lagrimitas de cocodrilo ante las cámaras. Está bien mostrar las emociones, pero creo que es poco profesional en una persona de su talla.

Hoy podía haberse ido como una profesional y por la puerta grande. Podría haber aprovechado esta última oportunidad para estar en su sitio, pero a mi juicio ha cometido un grave error al decir a bombo y platillo “me siento engañada y traicionada”. Pues, mire Señora Aguirre, no quiero ser descortés, pero piense que a los españoles poco les importan sus sentimientos. Eso no es profesional. Diga que se equivocó y que usted hizo muy mal su trabajo y que fue muy irresponsable teniendo esa “conversación privada” con Ignacio González cuando tenía tantas sospechas. Si tenía sospechas ¿porqué no abrió comisión de investigación o buscó el apoyo de terceros para objetivar e investigar? ¿No era usted consciente de que estamos hablando de dinero público? Sí, de ese dinero que se paga con el trabajo del repartidor de butano, del taxista que se pasa horas muertas en la Estación de Atocha, de ese conductor de autobús, de ese abogado, de esa joven peluquera, de ese autónomo, de ese profesor que apenas llega a fin de mes. Todos pagando impuestos para que ustedes se pasen la vida entera entre despachos oficiales, coches con chófer, viajes, comidas pagadas, etc, etc. 

Usted es responsable. Existe la culpa in vigilando, culpa in eligendo. En cualquier empresa privada la gente va a la calle por la mínima pero en política hasta que reviente nadie se mueve de su poltrona. Señora Aguirre no basta con dimitir cuando ya no le queda más remedio. ¿Acaso lo de Granados no fue suficiente? ¿Güemes? ¿López Viejo? El problema es que ustedes juegan con la memoria: saben que la gente pronto se olvida.

Y si dimite hágalo con dignidad y reconozca que lo ha hecho rematadamente mal y que está dispuesta a asumir todas sus responsabilidades no solo políticas sino también jurídicas, pero por favor no nos cuente su vida, ni sus sentimientos y mucho menos trate de ir de víctima, porque aquí la única víctima somos los ciudadanos de a pie.

Es una pena no irse con dignidad. Si se hubiera ido guardando silencio habría quedado mejor, pero pedir discreción a los políticos es como pedir peras al olmo.

Lo positivo de esto es que cuando la ciénaga se agita y ventea, tarde o temprano, cuando no tienen más remedio, más que por convicción, los responsables van cayendo. Así que, esperemos que el intocable, el “ungido”, el hombre del plasma, nos dé pronto la alegría y siga su ejemplo y deje paso a un a auténtica regeneración en el PP lo cual sería bueno para toda la democracia española.

Theresa “Maybe”

t-may

El editorial de “The Economist” (7-13 enero 2017) arremete con cierta elegancia pero con contundencia contra Teresa May, a quien le ha puesto el apodo “Theresa Maybe” con foto en portada, achacándole su  indecisión ante el Brexit.

En general poner motes a las personas no es adecuado. No obstante en este caso podría no considerarse un insulto, sino más bien una crítica a su supuesta actitud indecisa ante el Brexit. Este“rebautizamiento”, jugando con su apellido, puede hacer que el apodo le acompañe durante cierto tiempo.

Pasados 6 meses desde el referéndum para el Brexit, el Gobierno no ha mostrado todvía una postura clara. Parece muy favorable a empujar con fuerza con una mano el comercio, las exportaciones, los fabricantes, y con la otra, mano dura con la inmigración. Teresa May tomó las riendas del Gobierno tras la dimisión de David Cameron, pero sin pasar por las urnas. Su legitimidad ha sido cuestionada en varias entrevistas en televisión y en prensa. El balón de oxígeno de May en parte viene por el inesperado resultado del referéndum y también por la debilidad del partido Laborista así como por la desaparición de facto del partido Liberal.

En pocos meses Reino Unido tendrá que aplicar el artículo 50 y todo hasta ahora parecen vaguedades y caos. La dimisión presentada por Sir Ivan Rogers, Embajador de Reino Unido ante la UE tampoco parece haber ayudado y sobre todo la forma en que lo ha hecho y la carta que envió en la que criticaba el “muddle thinking” (pensamiento confuso) de los políticos frente a los altos funcionarios que no sabían bien qué estrategia habían de aplicar.

Mientras tanto la economía británica sigue creciendo. En la Bolsa de Londres, el FTSE ha cerrado el 2016 con un crecimiento del 14%. El turismo está cada vez más fuerte y las exportaciones también crecen. Es cierto que la debilidad de la libra no ayuda a largo plazo a fortalecer la economía. Muchos británicos temen perder poder adquisitivo. El riesgo de inflación está presente. Muchas empresas del sector de moda están ya sufriendo caída en ventas estas Navidades. Las grandes cadenas de supermercados está ajustando costes y previendo inflación y pérdidas.

Lo que está sucediendo en el sector financiero merece un análisis aparte, ya que Londres es uno de los principales centros financieros del mundo.

La indefinición obviamente no es buena para la economía. Los empresarios e inversores suelen congelar proyectos hasta que las incógnitas se despejen. Así que una postura clara ante el Brexit por parte del Reino Unido sería bienvenida por los mercados.

No obstante, como contrapunto, nadie puede esperar que un buen negociador muestre sus cartas antes de ir a negociar, por lo que quizás la estrategia del Reino Unido no sea tan desacertada. El tiempo lo irá mostrando. De momento no está causando estragos. Teresa May parece no saber lo que quiere. Lo que no sabemos es si solo lo parece.

The 2016 Student Academic Experience Survey”

students-experience

Interesting report: “The 2016 Student Academic Experience Survey” by HEPI and the HEA http://www.hepi.ac.uk/wp-content/uploads/2016/06/Student-Academic-Experience-Survey-2016.pdf

Please find here some notes/comments in bullet points:

  • Students’ anxiety levels are markedly high
  • Students are becoming more demanding and beginning to question the value for money they receive.
  • Students perceive that the fourth way how universities save money is “Giving academics less time for research”
  • For the students, academic staff should receive training about how to teach (58% of importance) and only demonstrated (21%)
  • Students that live in halls are the most satisfied with their student´s experience
  • Why only 3% black (ethnicity) in the sample surveyed? does it represent the real students population in HE in UK?
  • Students also value staff who demonstrate continuing professional development in teaching and subject knowledge

Congrats to @HEAcademy for annual survey on student’s academic experience. But, who has studied academic staff’s satisfaction? This is crucial.

Dragon’s Den

Dragons 31 july 2016

Hoy he participado como Dragon en el Dragon´s Den Pitch organizado por National Citizen Service y coordinado por The Challenge UK.

Ha tenido lugar en mi Universidad (University of West London). Los alumnos han estado trabajando durante cuatro semanas en diversas actividades y hoy tenían que defender sus proyectos delante de un panel de Dragons, éramos cuatro.

Todos los proyectos tenían que tener un enfoque social y han sido elaborados para apoyar proyectos en coordinación con Charities (equivalente a ONGs, Fundaciones, etc).

Un grupo está trabajando para apoyar a los jóvenes para que resistan la presión entre sus iguales para el consumo de drogas. Han contado experiencias personales con gran dominio del #storytelling. Otro grupo trabaja para concienciar sobre la situación de las personas invidentes, para ello uno de los Dragons se puso un antifaz y ha tenido que hacer varias actividades experimentando lo que sucede a una persona invidente.

La semana próxima ponen en marcha sus proyectos.

Ha sido una experiencia enriquecedora, ver en un domingo a tantos jóvenes ilusionados y trabajando en proyectos de gran calado social.

Es una iniciativa que vendría muy bien en España. Felicidades a los organizadores y a los participantes.